Pon a prueba tu perfil de juego

Siempre es buena idea conocer y realizar un seguimiento de tus hábitos de juego. De esta forma puedes afrontar el problema o bien obtener ayuda rápidamente si hay un problema. Comprueba tu nivel de riesgo de adicción al juego realizando este sencillo test de auto-evaluación.

  1. 1/9

    ¿Has apostado más de lo que realmente te puedes permitir perder?